sábado, 27 de agosto de 2016

Historia de un corazón roto

La cosa es así: todos algunas vez fuimos víctimas de una ruptura de corazón. Es muuuy raro que no. Y si no te pasó, salí de acá. (?) Nahh, chiste chiste. Si no te pasó sos un afortunado. Pero el día de hoy voy a hablar de nosotros, los que por un motivo u otro nos dejamos llevar hacia el infierno del amor. Ojo, también hay un paraíso del amor, no crean que no, solo que lo dejaré para otro día.


Voy a enumerar algunas acciones que hicieron que de verdad se rompiera mi cocoro, y hablo de llorar como loca, tirarme al piso, golpear cosas, arrojar el celular por los aires, querer matarme con una galletita de agua, etc. Duele. Como la mierda. Y no se puede evitar, al menos yo no pude pararme y decir "es un pelotudo, ¿qué hay para cenar?" Nop. Yo seguí dándome la cabeza contra una pared de hierro, rebotando como pelota de basket.

1- Ser un cobarde. En todo sentido. Siempre con miedo al qué dirán, miedo de entregarse, de mostrar sus sentimientos. Miedo de ellos mismo. Miedo de lastimar, aunque lastimando. Que tengan miedo de admitir que también sienten algo y te dejen ahí como un tonto sintiéndote re pisoteado y traicionado. O sea, si no vas a querer nada decilo desde el principio, como "no, mirá, yo no estoy dispuesto a tener a nada con vos". Y listo, si yo sigo insistiendo es mi problema. Pero no mientas. Please.

2- Hacer alarde de lo que vos sentís. Es horrible haberle confesado a alguien que lo amas, o sea, haberte rebajado a decirle que estás rendido a sus pies... Y que después el otro ande recordándotelo en tono de medio burla medio chantaje medio orgullo: "Así y todo te tengo muerto/a"
"Si me re das igual" "Si te re gusto" Y cosas por el estilo. Che, estás hablando con una persona. no con una roca eh.

3- Que te hablen de la persona que les gusta. Cuando ya saben lo que sentís vos digo. No hay necesidad de contarme eso. Hacete el tarado y hablame del cine, del último libro que leíste, no de esa persona especial para vos. Cero sensibilidad loco.

4- Que te claven el visto. Es trillado, pero si no te interesa hablar conmigo podés decírmelo. O si no te dan los huevos/ovarios podés poner una excusa como "perdón, estoy ocupado" "jajajaj" "ok". Estas cosas duelen igual, solo que son menos denigrantes.

5- Que te manden a freír churros porque están de mal humor. Esto aplica a todas las personas, no solo a las que te gustan. Si es alguien que te gusta, peor aún. Desconectate para mí en el chat, no me contestes: "¿Cómo querés que no me altere si me estás causando más molestias de las que ya tengo?" Podrías ser más sutil y decirme que es un mal momento.

6- Que no se acuerden tu cumpleaños. "Soy malo/a con las fechas". Bueno, pero duele igual pedazo de foca muerta. Duele que no hagas un mínimo esfuerzo.

7- Recopilación de frases que te pueden hacer sentir más miserable que este gatito:

-Te extraño. ^^
-Yo no extraño a nadie. :l

-Pero, ¿me querés? :c 
-¿Te duele no saberlo? 

-¿¡Cómo me vas a gustar vos!? Mirá lo que sos.  jajaja

-Tengo una tarántula que se llama Alejandrita.
-Me alegro por tu araña. Yo tengo una tortuga y un hamster, ¿y? Flaca, dejá de acosarme. 

-No me hablás... ¿por?
-Porque no se me cruzó por la cabeza. 

-Y yo soy feliz por fin.
-Cuántas veces habrás dicho lo mismo... Y al final de todo eras vos la que lloraba. Hasta ahora no derramé ni una lágrima por vos. Me encantaría verte intentarlo. 

-Crecí. Aprendí a ser tierno con la gente que de verdad quiero, y no con quien lo necesita, como vos. 

8- Cuando te abandonan de un día para el otro. No quieren más contacto con vos y no entendés por qué, qué hiciste mal. Tanto en el amor como en la amistad, el abandono es un arma letal. Creo que se lleva el Oscar a mejor forma de romper un corazón. Saber que te dejaron, que ya no importas, que no te necesitan. Te hace sentir insignificante. 


En fin, hacer esta entrada me deprimió bastante. :/ Recordé el dolor, esa no era la idea. No sé cuál era la idea. ¿Saben qué? No siento que pueda perdonar ciertas cosas alguna vez. Tengo una bolsa de odio y rencor dentro mío, y ninguna intención de deshacerme de ella. No voy a perdonar, no puedo. La mayoría de las cosas que escribí se basan en un mismo alguien, alguien que me lastimó y me hizo trizas y yo no puedo perdonar eso. Lo cual no significa que no lo quiera. Eso es lo peor. Amar y odiar al mismo tiempo. 





3 comentarios:

  1. Hola! Me encantó tu forma de decir las cosas. Entiendo lo que se siente que te rompan el corazon y varias de esas cosas me pasaron tambien. Pero animo! También hay buena gente :) besos!

    ResponderEliminar
  2. Te entiendo, demasiado. Que haya costado tanto decir lo que sentis y que después te traten como mierda por eso es lo peor. Y obvio, amar y odiar al mismo tiempo es horrible. No sabes lo que querés. Queres torturarlo hasta que muera de dolor y vivir el resto de tu vida con el, al mismo tiempo. En fin, pásate por mi blog, http://lectorasabsurdas.blogspot.com.ar que ya te segui

    ResponderEliminar
  3. Lo de Alejandrita era realmente necesario? ¬¬
    Bueno, yo nunca creí haber amado a alguien de verdad, simplemente pude corroborarlo por el hecho de que si me preguntabas qué sentía hacia esa persona, yo podía responder concretamente...
    Como sabrás, creo en el amor, pero no creo conocer a alguien capáz de amar, o de amarme, mejor dicho. No sé si será por mi actitud, ya que siempre trato mal a todos, y trato de mejorarlo, pero es simplemente imposible confiar en otros tan fácilmente, de todas formas no me desespero por "amar". Por otro lado, no creo que el amor sea tan doloroso, no el mutuo, o sea, yo no quiero salir con nadie, porque no conozco a nadie que me ame, ni a alguien que pueda asegurarme que no va a jugar conmigo, ni a alguien que no duraría conmigo ni un mes. Vos tenés suerte, porque siempre tuviste a alguien capáz de amarte,y que es capáz de amarte para siempre, o sea, que al fin y al cabo, todo salió bien.
    Espero tener tanta suerte como vos, de amar a alguien plenamente, que me rompan el corazón, poder llorar por alguien, y después amar de verdad a alguien que lo merezca.

    ResponderEliminar