miércoles, 7 de septiembre de 2016

Película: Yes Man


Carl Allen es un ejecutivo bancario que lleva una vida aburrida y que está acostumbrado a decir que no a todo plan que le proponen sus amigos. Un día se encuentra con un hombre cuya vida ha cambiado tras asistir a un curioso seminario motivacional en el que lo incitan a decir que sí siempre. Determinado a ser feliz de nuevo, Carl decide asistir y aceptar el reto.
Género: Comedia







Toda película con Jim Carrey tiene que ser buena, a esa conclusión llegué. He visto un montón y ninguna me decepcionó, porque su actuación es completamente atrapante y fresca. Y si es una comedia, sí o sí te vas a reír. Amor eterno a su espontaneidad y sus expresiones exactas para la situación.
Dejando de lado la divina actuación de no solo él, sino de todos los actores que participan; la historia propone un desafío que va a hacer reflexionar a más de uno: decir que sí a todo. Es algo loco, pero parece ser un buen ejercicio, porque conduce al protagonista, Carl, a una sucesión de hechos que lo harán vivir la vida como se debe, o cerca. Su evolución es asombrosa y bien marcada: de aburrido y solitario a entusiasta y sociable.
En el medio de eso nos encontramos con un romance que de verdad me tomó por sorpresa, y después me atrapó. Es liviano y descontracturado, el personaje de Zooey Deschanel es raro y simpático, muy bien logrado. Una chica que parece ruda al principio y de a poco se va soltando. Engancha muy bien con Carl, complementándolo para mejor.
Vuelvo a resaltar que me reí mucho con las cosas extrañas que suceden, o que Jim Carrey hace porque es Jim Carrey y todo le sale bien.


También situaciones absurdas que salen de la nada y que no te las esperás, donde los otros personajes tienen la oportunidad de lucirse, sin salirnos de la trama. Creo que esa es una de las cosas para destacar de la película, la interacción entre personajes completamente diversos y diferentes, lo que resulta en un rompecabezas cómico y hasta emotivo. 



Finalmente, el mensaje, la moraleja de la película es hermoso y profundo. Según mi humilde interpretación, no importa tanto a qué le decimos sí; lo que importa es decir sí cuando queremos decir sí. No mentirnos a nosotros mismos ni tener miedo de avanzar, de vivir.


"Estás muerto, Carl. Le dices "no" a la vida, y por eso no vives. Inventas excusas para quienes te rodean y para ti mismo, estás atascado en el mismo trabajo hace años. No tienes novia, no tienes nada parecido a una novia. Y perdiste al amor de tu vida porque no podía estar con alguien que "no vivía". En lo emocional eres tan aburrido y te sientes tan vacío que ni siquiera encuentras el entusiasmo para masturbarte."


"Es espontánea. Es llevada, no tiene idea de lo que hace y no le importa. Es todo lo opuesto a mí."


No hay comentarios:

Publicar un comentario