viernes, 23 de diciembre de 2016

La Navidad debe traernos felicidad :3

Bueeeno se acerca fin de año y en esta época fiestera me pongo más escriturienta que nunca (?). Es que creo que se va cerrando un ciclo, es momento de replantearse el año que pasó y -en especial- tomarse un respiro. 





Ahora mismo estoy en la casa de mi abu porque hoy la ayudé a preparar las cosas, vamos a festejar acá en su casa. No me agrada el sonido de este teclado pero de verdad quiero hacer esta entrada y mañana no voy a tener tiempo, voy a estar a mil jajaja

Siempre amé la época navideña ^^ Por muchos motivos... Era el comienzo de las vacaciones, nos reuníamos toda la familia en una casa que yo amaba -de una de mis tías abuelas-, comíamos cosas bien ricas, andaba tirando ChasquiBums por todos lados, y esa magia de los fuegos artificiales a las doce, que me llenaba de terror y gozo a la vez. Por supuesto, también el armar el arbolito y verlo encendido todo el día me tenía loca de alegría. En resumen, toda mi infancia tuve un gran espíritu navideño.
A medida que pasa el tiempo las cosas van cambiando. Mi familia materna se achicó considerablemente, no solo por las muertes sino por la ausencia de nacimientos. Para hacerla corta, mi ascendencia es así: un matrimonio tuvo cinco hijas. De esas hijas salió una generación de siete personas. Esta generación dio como resultado cinco personitas más. Entonces llegamos a mi generación, la actual. Somos tres. :'''''( Peeero yo soy la única en el país, ya que mis dos primos segundos viven en Japón (sí, mi familia es rara); por lo tanto soy el único ser joven de la familia a nivel local. En las reuniones siempre estuve sola, en las Navidades los regalos eran solo para mí. 😎
Sin embargo ahora que soy adolescente esto ya no es una ventaja. Cada vez mi familia está más grande, y lamentablemente más sombría debido a peleas irreconciliables. 






Ya sé que en el hemisferio sur nos metemos la nieve en el trasero, pero amé esta imagen.


En la Navidad del 2014 se me quebró el universo, por decirlo de alguna forma. Estaba concluyendo el que hasta entonces había sido el mejor año de mi vida, yo era feliz y alegre. Mmm no sé cómo contar esto para que se entienda porque es una historia súper loca. :P Digamos que esa Navidad me enamoré, y ahí comenzó un capítulo muy agridulce. Antes de seguir, quiero detenerme en ese punto en especial: esa Navidad. Fue mega especial porque nunca hubiera sospechado que ese chico le haría dar tantas volteretas a mi corazón. Siempre, siempre voy a tener ese día en la memoria, en el rincón reservado para los grandes sucesos. 💗



La tengo con DeviantArt xD


Cuestión que todo el 2015 me lo pasé contando los días como los presos para la siguiente Navidad, ya que el chico especial vivía lejos y solo podría verlo en las Fiestas. Igual lo vi antes :p , pero en diciembre así que la espera fue agónica. O quién sabe, quizás solo me autoengañaba con esa espera para hacerme creer que tenía algo que esperar, algo por qué vivir. Síp, dramatismo a full, pero yo era distinta en aquel tiempo (parece hace siglos).
La Navidad se transformó en mi sostén, mi referencia; por eso me quedó un medio trauma con estas fechas... Ese 2015 me dio otra Navidad estupenda, no lo niego, valió la pena haber esperado con tanto ahínco. Sin embargo, ese fue casi el ¿glorioso? final de mi historia romántica con el mencionado muchacho.


Sin aburrir más. diré que este año el 24 y 25 de diciembre serán completamente distintos para mí, de buena manera. Voy a parsarlo en la casa de mi abuela, donde nunca festejé antes, con algunas de las personas más importantes en mi vida. *-* Quizás venga también mi hedmozo novio, quien me ha cambiado la perspectiva tanto del pasado como del futuro.

Esta vez quiero disfrutar y sentir esa magia navideña de nuevo. Deseo armonía y paz para todo el mundo, y me procuraré para mí misma un montón de pensamientos positivos y buena vibra. No nos dejemos vencer por el rencor o la tristeza, abramos nuestro espíritu a  la vida, al renacimiento y al futuro que, si lo recibimos con cariño, nos lo compensará.





              De todo corazón, ¡¡¡¡ feliz Navidad a toditos!!!! :3 



3 comentarios:

  1. Querida hija: hermosas tus palabras....muy emotivas y me alegro que hayas recuperado la magia de la Navidad!!! Si sabés conservarla durante toda tu vida....seguirás escuchando cómo suena el cascabel...Desde chiquita quise transmitirte eso...y me emociona comprobar que...lo logré!!...te amo por siempre, Mamuch.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Me parece muy lindo que, a pesar de las desventajas, hayas sabido ver el lado positivo en éstas fechas.
    Yo también pasé una Navidad diferente, ya que todos los años íbamos a la casa de mi tía-abuela (prácticamente mi tía) la cual falleció a mediados de año por el cáncer, así que tuvimos que festejarlo en mi casa con mis tíos y mi abuela. Hicimos todo lo posible para que fuera lindo y así fue, pero de todas maneras se extraña la mesa gigante acompañados de familiares y los nenes más chicos con la ilusión de Papá Noel. Gracias a Dios también tengo un novio y una familia que me han acompañado mucho.
    Espero hayas pasado una hermosa Navidad y felices fiestas, te mando un abrazo y ya te sigo ^^
    Besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Lamento tu pérdida, pero es genial saber rescatar las cosas buenas. Te deseo un muy feliz año y gracias por seguirme! :3 <3

      Eliminar