martes, 9 de mayo de 2017

Perdida


Autor: Gillian Flynn
Título original: Gone Girl
Género: Narrativa, novela, misterio, drama, policial
Mi puntuación: 🌟🌟🌟 (3 de 5)

Cuando vas a leer a esta autora, sabés que te encontrarás con algo retorcido, impresionante y sorprendente. Sin duda, aquí tenemos un libro que cumple con dichas condiciones.

La mañana de su quinto aniversario de casados, Amy desaparece. Solo quedan rastros de forcejeo en la casa y como principal sospechoso su marido, Nick.

Su matrimonio es a la vez desastroso y envidiable, características duales que hacen al clima de la historia tan inestable, que te hacen desconfiar de todos, de todas las versiones de sus historias. En el pasado sabemos que su relación era mejor, pero fue cayendo en picada. Por momentos parece que podrían reconstruirse, por otros es evidente que no soportarían un día más juntos. El odio, el conformismo y la costumbre hacen que sea un matrimonio explosivo.

Nick... Nick es un tarado. Incluso cuando leí su versión de las cosas me pareció tremendo bobo. Ni una le podía salir bien, perdedor innato. No solía portarse bien con Amy (lo sabemos por el diario de ella, pero también porque él mismo nos cuenta sus propios fallos), por lo que es difícil no desconfiar de él. Sostiene que es inocente, que no tuvo nada que ver con la desaparición de su esposa, pero yo no sabía qué pensar.

A Amy es complicado describirla. En el diario me pareció medio insulsa y creída, aunque avanzando la lectura me di cuenta de que era una mujer muy inteligente, ingeniosa. Ojo, tiene sus tremendos defectos, no es ninguna víctima: el matrimonio se había arruinado por colaboración tanto de ella como de Nick.  

Luego de la primera parte, bastante introductoria, la segunda fue un WTF muy grande. "¿Qué carajo acabo de leer?" Síp, el rumbo que toma desde acá es algo totalmente inesperado, muy bien planteado. Sin embargo, me pareció un poco pronto, como si haber revelado un par de cosas tan pronto arruinara el efecto shockeante. Aunque fue sorprende de todas formas, así que no importa.

Ya la tercera y última parte me pareció tragicómica. Por Dios, qué desenlace más desconcertante pero adecuado. Digamos que, aunque sea de la forma más retorcida y rebuscada, cada quien tiene lo que se merece. 

Tenía expectativas altas con este libro, a decir verdad quedé un poco decepcionada. Para mi gusto faltó el toque enfermizo y repulsivo que la autora presenta en sus otros dos libros -Heridas abiertas y Lugares oscuros-, la clase de lectura que te puede llegar a repugnar.

Estuvo muy bien igual, vale la pena leerlo.

3 comentarios:

  1. Hola!
    La verdad es que no había oído de este libro, pero leyendo la sinopsis y viendo la portada, parece bastante bueno.
    Pero por lo visto no supero tus expectativas y se nota que es un genero que te gusta bastante.
    Así que le pensare para darle una oportunidad.

    "...la clase de lectura que te puede llegar a repugnar." <---- Morí con esta frase que pusiste jajaja

    Me quedo en tu blog como tu seguidora.
    Saludos y nos seguimos leyendo.

    ResponderEliminar
  2. Holaa, te encontré en la iniviativa Seamos seguidores. Yo ya te sigo, ¿me sigues? Un besazoo.
    http://volandoentrelibrosabiertos.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola hola! Me gusta tu blog, ya tienes una seguidora más, te dejo mi enlace para que puedas seguirme, deja un comentario donde más te guste ^^ http://diariodeunachickalit.blogspot.com.es/
    Besos

    ResponderEliminar