viernes, 4 de agosto de 2017

13 Reasons Why: review y corazón roto

El gran hype del año. Si no me equivoco, el libro en el cual está basado esta serie no era muy conocido. No creo que haya estado de moda alguna vez. Lo leí en el 2014 y la verdad no fue nada especial. Una lectura entretenida, sí. Pero odié la historia, me hizo enojar. Una chica se suicida y deja grabadas trece razones, que van pasando de mano en mano de los culpables. RAZONES ESTÚPIDAS Y CASI CARENTES DE FUNDAMENTOS.

Peero, la serie es otra cosa. Nunca hubiera imaginado que me gustaría tanto, que me transmitiría millones de sentimientos. Me negaba a verla porque odio todo lo que esté de moda, pero una amiga me obligó (ok, no tanto) a empezar a verla una noche en su casa, y desde ahí no paré hasta terminar la temporada.

No voy a mentirles, no recuerdo mucho del libro, aunque sí lo suficiente para darme cuenta de que cambiaron bastantes cosas. Hay cierto evento en particular que es muy wow, y que estoy casi 100% segura de que no pasó en el libro. ¿Por qué tengo tan mala memoria? :'( De todas formas, la historia en la serie tiene más forma y consistencia, más drama, esto último le da el toque. 

A ver a ver, me gustó la temporada. Ahora, la serie no debería haber visto la luz del día nunca. Viene con fuertes dosis de triggers, disparadores para los que sufren enfermedades mentales e inspiración para los que quieren llamar la atención y hacer boludeces. Francamente, el mensaje que me dio fue: si Hannah puede suicidarse, vos también podés, es re fácil iupiiii. Sé que si yo estuviera un poquito triste de más, un poco más débil de lo que estoy, su historia me daría todo el apoyo moral que necesito para hacerme daño.

¿Qué, acaso no vieron el problema? ¿En qué estaban pensado cuando hicieron esa escena tan gráfica de suicidio? Si tengo que criticar la escena, diré que está muy bien hecha y la actuación es tremenda, Katherine Langford merece un Emmy, pero no deberían haberlo filmado tan gráfico, en especial porque en el libro no se detalla tanto. Casi nada.

Hablemos de Hannah. En la serie la conocemos mucho más que en el libro, ya no es tan pedante y repelente. Es una chica simpática, inocente, con carácter fuerte pero amigable la mayoría de las veces. Me encantó. Ahora, no sé por qué llegó al extremo de matarse, no lo entiendo ni lo voy a entender nunca. Dejar las cintas culpando a la gente es algo retorcido, me refiero a haber podido planear todo eso con frialdad y después matarse sin dudar. No sé en qué momento se transformó en esa clase de mierda.

No quiero juzgarla ni pretender saber cuánto sufrió o qué tanto le afectó cada cosa, por más mínima que sea. Tengo sentimientos encontrados respecto a ella, como habrán notado. Si hay un mensaje positivo en todo esto, es que hay que cuidarse con lo que hacemos y decimos, porque nunca sabemos qué puede desencadenar.  De hecho, voy a tomar una frase del libro:

"No sabes lo que pasa en la vida de los demás, solo lo que pasa en tu vida. Cuando te metes con una parte de la vida de alguien, no te metes solamente con esa parte, todo afecta todo."




Así que te perdono, hermosa Hannah, porque creo que no hay peor dolor que sentirse solo en el mundo, sin nadie en quien confiar. Que nadie te vea ni te note. Y que si te notan, sea para causarte más problemas. Pero........................... ¿Y Clay?

Los shippeo desde el fondo de mi corazón. Clay es tierno, medio tímido, inseguro. Se nota lo que siente por Hannah, entonces, ¿ella no lo notó? ¿Eso quieren que creamos? Podría haberse refugiado en él, si no fuera porque él fue un increíble estúpido, que no se decidía a dar el primer paso. Bueno, tampoco ella. Varias veces en sus escenas juntas yo gritaba mentalmente "avanza, boludo, la tenés rendida", "Hannah, Clay puede ser tu mejor amigo, si no te das cuanta que le gustás todo bien, pero podés contar con él". Y nop, ella elegía cada vez peores personas. 

Porfa, cásense

La gente hace la vida complicada. Clay cambia mucho mientras escucha las cintas, se hace más decidido, más pragmático. Queda destrozado, pero trabaja en arreglar las cosas aún sin tener nada para ganar. No se deja vencer, cosa que hubiera sido más fácil. #SeRedimió

Quiero destacar lo buenas que fueron las actuaciones. Los padres de Hannah se ven genuinamente destrozados, me transmitieron su dolor a tal punto que cada vez que los veía me largaba a llorar. En realidad, me la pasé llorando con todo. Me encantó la manera en que mezclan el pasado con el presente, por ejemplo cuando Clay va a los lugares que indica Hannah, y ve la situación desde el pasado, ella está ahí delante suyo, pero no puede alcanzarla. Amé esos detalles de la filmación. 




Voy a concluir con una opinión firme, porque ya mezclé mi amor y mi odio jaja. Sostengo que esta serie no debería haberse hecho y no tiene razón de ser. Es peligrosa y demasiado triste. Se la recomendaría a alguien que no sea influenciable y que tenga bien agarradas las riendas de su mente. 

Habrá una segunda temporada y la voy a ver, no tengo idea de qué podrá pasar. Esta temporada terminó con un cliffhanger decente, no de esos que te desesperan, pero fue suficiente para querer seguirla ya. La historia que cuenta el libro ya acabó, así que no me imagino cómo la continuarán. :o

1 comentario:

  1. Hola, no he visto la serie, tu reseña me ha despertado curiosidad, creo que le daré una oportunidad. Por otro lado veo que haces parte dela iniciativa (seamos seguidores), yo también y ya te sigo, me gustaría que te pasaras por mi blog, te dejo el enlace https://libros-cafe-recuerdos.blogspot.com.co/. Un abrazo y nos leemos :)

    ResponderEliminar